Riesgos del ácido hialurónico a largo plazo

El ácido hialurónico es una sustancia natural en el cuerpo, pero aun así existen riesgos del ácido hialurónico a largo plazo.

ácido hialurónico efectos

La tarea principal del ácido hialurónico es retener el agua, lo que hace que la piel esté adecuadamente hidratada y elástica.

El ácido hialurónico no contiene ninguna sustancia de origen animal y no causa reacciones alérgicas, pero el ácido hialurónico muy espeso no es adecuado para todos los tratamientos.


La mayor cantidad de ácido hialurónico en nuestro cuerpo, hasta un 50%, está en la piel. El resto está en los globos oculares, el líquido lagrimal y las articulaciones.

Desafortunadamente, la cantidad de ácido hialurónico en tu cuerpo disminuye con la edad.

¿Es seguro el procedimiento?

Hilos tensores acido hialuronico

Lo más importante es que el procedimiento lo realice una persona con las calificaciones adecuadas.

Las inyecciones de ácido hialurónico solo pueden ser realizadas por un médico.

Los efectos secundarios o riesgos del ácido hialurónico a largo plazo son raros. 

Estos incluyen:

  • Dolor temporal de baja intensidad.
  • Reacciones alérgicas.
  • Inflamación.
  • Hinchazón.
  • Hematomas en la piel.
  • Infecciones bacterianas.
  • Infecciones fúngicas.
  • Necrosis tisular.

Tu piel puede estar roja e hinchada después del procedimiento con ácido hialurónico, este es el resultado de los pinchazos, pero después de 2-3 días, estos rastros serán olvidados.

Puedes esconderlos debajo del maquillaje y continuar con tu día normal.

A diferencia de otros rellenos, el ácido hialurónico no causa alergias y es 100% seguro.

No deja ningún bulto debajo de la piel y no estimula las enfermedades del tejido conectivo y no altera el paso de nutrientes.

En su forma pura, el ácido hialurónico se descompone dentro de las 24 horas posteriores a la aplicación y es biodegradable.

La variedad que se usa en los rellenos a largo plazo está reticulada, gracias a lo cual tiene una vida útil más larga.

Contraindicaciones del procedimiento con ácido hialurónico

Rellenos hialurónico en hombre

Antes de realizar el procedimiento realizarás una entrevista detallada con el médico. Esto es para conocer tus expectativas y posibles obstáculos para el procedimiento.

El procedimiento con ácido hialurónico no se recomienda si:

  • Tienes cáncer.
  • Estás embarazada o amamantando.
  • Tienes un resfriado o estás enfermo.
  • Tu piel está irritada.
  • Tienes una inflamación o infección.

Sin embargo, asegúrate de evitar el ejercicio intensivo y las fluctuaciones térmicas el día del procedimiento, recomendamos no usar el sauna o el solárium esos días.

Resumen sobre las contraindicaciones de los hilos tensores

Los implantes o rellenos de ácido hialurónico son reabsorbibles, y en la actualidad se obtienen por vía sintética y no son de origen animal, por lo que no precisa pruebas de alergia para su aplicación.

Todo esto confiere a los profesionales sanitarios una sensación de seguridad, que en últimos estudios publicados acerca de los efectos secundarios y algunos casos de complicaciones de los implantes usados en medicina estética (sean reabsorbibles como no reabsorbibles) han hecho dudar sobre si el ácido hialurónico a largo plazo tendría o no consecuencias en la salud de los pacientes.

Entre 1998 y 1999, salieron los primeros estudios clínicos con resultados satisfactorios, pero claro, los articulos cientificos eran escasos y el uso del ácido hialurónico se recomendaba muchísimo,pero la llega de las primeras referencias a efectos adversos como el eritema e induración (la zona se vuelve dura), se siguieron publicando estudios hasta el 2001, aumentando la lista de efectos adversos a granulomas y reacciones de hipersensibilidad.

Los hilos tensores al estar formados por material biocompatible no suelen presentar reacciones adversas en el organismo, pero siempre las vamos a tener en cuenta debido al carácter invasivo de la intervención.

La preocupación por el rechazo del propio organismo es mínima comparada con los rellenos de colágeno.

La preocupación surge por la posibilidad existente de que la zona del pinchazo se inflame, o lo que es peor, cause infección incluso llegando a originar lo que se conoce como cicatriz queloidea.

Este tipo de cuadro clínico sí es una complicación a tener en cuenta cuando se deseen aplicar los hilos tensores en el rostro.

Los labios, pómulos, arrugas en la frente y el relleno de ácido hialurónico en los surcos nasogenianos son lo que más probabilidad tienen de desarrollar este tipo de cuadros, aunque hoy día, las técnicas de cirugía e intervención actuales minimizan el impacto a casi algo leve en las primeras horas de la intervención.

Efectos adversos del ácido hialurónico inyectable a largo  plazo

En la actualidad, y siendo la aplicación de rellenos de ácido hialurónico una de las técnicas estéticas más demandas, los efectos adversos que pueden aparecer se manejas con facilidad y no hay riesgo de secuelas.

Algunas fuentes indican 1% de aparición de los mismos, y otras según el tipo de implante, lo suben hasta un 3%.

En cuanto al ácido hialurónico en alimentos o tomado por vía oral, de momento, no existen resultados acerca de efectos negativos o advertencias sobre su ingesta.

¿Qué pasa con los relleno en los glúteos?

ácido hialurónico en gluteos

 Los hilos tensores aplicados en glúteos tienen un riesgo mínimo en comparación con el rostro porque la cirugía, a pesar de ser invasiva, es de muy poca profundidad para esa zona. 

La intervención de ácido hialurónico en gluteos tiene una duración aproximada de 45 minutos y se necesitan 3 días de recuperación como mínimo, si todo ha ido correctamente.

Siguiente de forma estricta las indicaciones del profesional en cuanto a curación, antisepsia y pautas de higiene en la zona, el riesgo de inflamación, irritación severa o infección es escaso o prácticamente nulo.

Tras la intervención en los glúteos con hilos tensores de ácido hialurónico, debe reducirse toda actividad física o ejercicio y tender al reposo.

Esto es un requisito indispensable ya que movimientos bruscos o estiramientos en la zona podrían causar una inflamación y una reducción los efectos deseados (menor volumen, deformidades).

En definitiva, los hilos tensores son poco invasivos y con un perfil de riesgo bajo para el paciente cuyo procedimiento, aunque no eximido, sí tiene escasos efectos secundarios y complicaciones.

Y esto es debido a tres factores:

  • Técnica empleada por el médico o profesional estético
  • Calidad del material utilizado 
  • Capacidad de la persona para tolerar dicho tratamiento

Por este motivo, es muy importante que la técnica debe aplicarla un médico con alta capacitación, aunque al ser una técnica simple y que, implica poco dolor, cada vez está más extendido por experiencia el uso en centros estéticos o el autoinyectable para particulares.

Si te gusta lo que lees, compártelo: