Nuestras articulaciones están compuestas por líquido lubricante rodeado de capas exteriores que actúan como cojines de cartílago flexible y protectivo.

Gracias a este sistema de tejidos conectivo se conforma en el cuerpo humano la estructura, estatura y capacidad de movimiento sin dañar los huesos y músculos que nos sostienen.

lesiones de rodilla haciendo ejercicio

Al realizar movimientos, las articulaciones ayudan a que el cuerpo se flexione, se doble y gire hasta llegar a la siguiente posición.

Con el paso del tiempo y el uso, que se ve afectado por movimientos repetitivos, las articulaciones se comienzan a desgastar y esto es sinónimo de aparición de dolencias y molestias.

 

El ácido hialurónico para las articulaciones, como bien hemos comentado en la introducción, es un componente esencial y muy importante del tejido de las articulaciones ya que afecta a su capacidad de recuperación, elasticidad y fuerza gracias a las propiedades de retención del líquido lubricante en el cartílago y en las articulaciones.

Marcas comerciales de infiltraciones de ácido hialurónico

En España, la comercialización del hialuronano (productos de Clase IIb-III) usado en inyección intraarticular está bajo el Real Decreto 414/96, considerándose su mecanismo de acción como un efecto físico y no farmacológico.

Por lo tanto, al no tener consideración de medicamento, NO son financiables por el Sistema Nacional de Salud.

A efectos de aportar información al profesional sanitario, los siguientes productos están aprobados para su comercialización (se adjunta código nacional):


  • Adant Jeringa Precargada ( Laboratorio Tedec-Meiji)
    • Hialuronato sódico 2,5 ml 1 jeringa (CN245118.6)
    • Hialuronato sódico 2,5 ml 1 jeringa + aguja estéril (CN184087.5)
    • Hialuronato sódico 2,5 ml 5 jeringas (CN245126.1)
    • Hialuronato sódico 2,5 ml 5 jeringas + aguja estéril(CN184088.2)
  • Arthrum H 2% Jeringa Precargada (Laboratorio LCA)
    • Hialuronato sódico 40mg 1 jeringa de 2ml (CN200611.9)
    • Hialuronato sódico 40mg 3 jeringas de 2ml (CN306153.7)
  • Coxarthrum Jeringa Precargada (Laboratorio LCA)
    • Hialuronato sódico estéril 2,5% 40mg 1 jeringa de 3ml (CN206156.8)
  • Cystistat (Laboratorios Rubió)
    • Hialuronato sódico solución estéril 50ml (CN246241.1)
  • Deflux Jeringa Precargada (Laboratorios Q-Med)
    • Hialuronato sódico 67mg (CN206590.1)
  • Durolane (Laboratorios Zambón)
    • Hialuronato sódico 3ml 60mg (CN232165.6)
  • Go-On Jeringa Precargada (Laboratorios Rottapharm)
    • Hialuronato sódico 2,5ml solución 1% (CN255554.9)
  • Go-On Mini Jeringa Precargada (Laboratorios Rottapharm)
    • Hialuronato sódico 1ml solución 1% (CN235607.8)
  • Ostenil Jeringa Precargada (Laboratorios Masterfarm)
    • Hialuronato sódico 1% 2ml 20mg (CN265348.1)
  • Ostenil Mini Jeringa Precargada (Laboratorios Masterfarm)
    • Hialuronato sódico 1% 1ml 10mg (CN221487.3)
  • Sinovial Jeringa Precargada (Laboratorios Prostrakan)
    • Hialuronato sódico 2ml (CN168169.0)
  • Suplasyn Jeringa Precargada (Laboratorios Meda Pharma)
    • Hialuronato sódico 20mg/2ml (CN219105.1)
  • Suplasyn MD Jeringa Precargada (Laboratorios Meda Pharma)
    • Hialuronato sódico 0.7 ml 1 Unidad (CN372169.1)
  • Viscontour Serum (Laboratorios Sanofi Aventis)
    • Hialuronato sódico 1ml 10 ampollas (CN202513.4)
  • Viscoseal Vial Aplicación artroscópica (Laboratorios Masterfarm)
    • Hialuronato sódico 0,5% 1 vial de 10ml (CN163022.3)
  • Zuidex Gel Jeringa Precargada (Laboratorios Q-Med)
    • Hialuronico 65mg Implacer (CN206591.8)

¿Qué son las infiltraciones con ácido hialurónico?

Al igual que los rellenos faciales, son inyecciones pero que se administran en el interior de las articulaciones (intra-articular) cuando existe una lesión de cartílago o la persona tiene diagnosticada una artrosis leve o incluso moderada.

Estas articulaciones suelen ser con más frecuencia la rodilla, el tobillo y la cadera, aunque últimamente algunos traumatólogos no han desaconsejado la infiltración en articulaciones más pequeñas como la mano o el hombro.

Lesión en el menisco

Las infiltraciones comerciales ya vienen precargadas dentro de un envase estéril, y están listas para su uso en quirófano o en la consulta médica, pero siempre bajo supervisión de un profesional sanitario.

El ácido hialurónico es una molécula que forma parte de la fisiología del cartílago articular. Incluso es llamado cartílago hialino.

Se sintetizan en el cartílago a partir de las pocas células que viven en el cartílago denominadas agrecanos, a partir de los cuáles, se sintetiza de forma natural el ácido hialurónico.

El agrecano es una molécula gigante y es capaz de retener agua dentro del cartílago para formar un gel viscoso.

Este gel viscoso resulta ser un tejido llamado matriz del cartílago hialino, y es la que representa aproximadamente el 95% del peso total del cartílago.

La matriz del cartílago hialino proporciona al tejido unas propiedades viscoelásticas, siendo muy resistente a la compresión que ejerce el propio peso corporal.

Si no fuese por dicha matriz, el cartílago no podría absorber todos los impactos de nuestro peso cuando hacemos actividades o deporte, y a su vez, facilita el movimiento y las rotaciones.

¿Por qué se daña el cartílago?

El desgaste del cartílago es la principal consecuencia de la artrosis.

Éste disminuye va perdiendo condrocitos y matriz, y por tanto, disminuye su grosor.

La reparación o curación de un  cartílago dañado no es fácil, sobretodo en aquellas articulaciones afectadas por una artrosis como son la rodilla y la cadera.

El uso de infiltraciones está recomendado como una terapia física para paliar en la medida posible la rápida degeneración del cartílago y evitar el dolor que genera la poca matriz que queda ante los impactos óseos y de peso corporal.

La función del ácido hialurónico inyectable es retrasar la sustitución articular artificial, es decir, retrasar la colocación de una prótesis de rodilla o cadera.

Así pues, la infiltración de ácido hialurónico suele tener efectividad en articulaciones de carga como la rodilla.

¿Qué lesiones se tratan con las infiltraciones de ácido hialurónico?

Los principales usos de las infiltraciones con ácido hialurónico inyectable son para la artrosis y la condromalacia, que es el daño de cartílago.

Toda aquella patología en que la cantidad de ácido hialurónico haya disminuido, como también la osteocondritis o incluso una úlcera de cartílago donde existe pérdida mecánica articular debido al escaso número de agrecanos y ácido hialurónico endógeno.

Toda esta disminución no es más que la traducción a efectos de dolor

Las infiltraciones se usan para:

  • Osteoartritis
  • Dolor de rodilla y tobillo por sobreuso o sobreesfuerzo
  • Condromalacia rotuliana
  • Artrosis leve o moderada de rodilla y cader
  • Osteocondritis de astrágalo
  • Lesiones de cártilago o tobillo
  • Secuelas de rotura de menisco (previa artroscopia)
  • Úlceras de rodilla

La mejoría de administrar infiltraciones de ácido hialurónico es a corto y medio plazo ya que reducen de forma inmediata el dolor y  previenen la degeneración acelerada del cartílago.

En los últimos años, se está estudiando la contribución de la viscosuplementación (infiltraciones de AH) en los mecanismos de reparación del cartílago.

¿Cómo se ponen las infiltraciones de ácido hialurónico?

La administración de las jeringas precargadas debe ser intra-articular, o sea, el contenido de la inyección debe alcanzar la articulación para que haga efecto.

Este inyectable pre-cargado se vende en farmacias o en internet a un precio medio que va desde 150 a 300€, pero la infiltración siempre debe ser aplicada por un traumatólogo, un radiólogo intervencionista o un médico de rehabilitación

Este profesional debe asegurarse de que el ácido hialurónico alcanza la articulación y evitar, en la medida de lo posible, un efecto adverso como es la reacción inflamatoria que surge en las parte blanda peri-articular.

En la rodilla o el tobillo, suele hacer de forma ambulatoria en la consulta si existen medidas mínimas de esterilidad.

Si la infiltración se realiza en la cadera, se recomienda un control ecográfico previo y la intervención en quirófano o sala ya que la inyección es más invasiva, y más profunda que en otras articulaciones.

Tras la inyección, el médico aconseja realizar pequeños movimientos con la articulación con el objetivo de que el ácido hialurónico se distribuya por toda la zona.

Eso sí, no debe realizarse ejercicio hasta pasadas las primeras 20h, y será recomendable que el paciente esté 2 o 3 días con medicamentos antiinflamatorios.

 

¿Qué efectos tiene la infiltración de ácido hialurónico en la rodilla?

La infiltración de ácido hialurónico en la rodilla se realiza con inyectables de alto peso molecular a grandes concentraciones.

Las molécúlas al ser muy grandes forman un polímero que queda situado alrededor del cartílago llegando a los condrocitos y a la matriz.

Reduce o elimina el dolor de rodilla

Una vez el hialurónico llega a la zona deseada, absorbe agua y forma nuevos agrecanos que hacen de relleno del cartílago dañado, y por tanto, amortiguan de nuevo el peso corporal reduciendo el dolor, tanto en movimiento como en reposo.

Este efecto no es inmediato y el alivio del dolor empieza notarse a los pocos días hasta que deja de notarse a partir de los 8 o 10 meses desde que se administró la infiltración.

Esto suele ser el período de tiempo que se recomienda para administrar un segundo inyectable de refuerzo o para seguir previniendo la degradación y frenar la colocación de prótesis o pasar por el cirujano.

Ayuda a regenerar el cartílago de la rodilla

El ácido hialurónico interacciona con los receptores de los condrocitos, y como si de un factor de crecimiento se tratara, estimula la síntesis de nuevas moléculas.

Esta replicación celular ni es tan rápida ni tan intensa como si se hiciera con células madre o terapias PRP pero sí que se produce dicha actividad.

Gracias a ello, la persona comienza no solamente a no sentir dolor sino que nota una mejoría en el movimiento de la articulación a partir del primer mes o a las tres semanas después de la infiltración.

¿Cualés son los resultados del ácido hialúronico para la rodilla?

Los mejores resultados se dan en pacientes con artrosis leves o moderadas, o lesiones de cartílago.

Cuando la artrosis está muy avanzada, el efecto del ácido hialurónico va a ser prácticamente nulo. 

Los resultados, como se ha dicho antes, aparecen entre los 5 y 10 días siguientes a la inyección.

Este resultado es fruto de la lubricación de la rodilla y porque ahora se ha reducido la presión en el cartílago que se ejercía al no haber amortiguación.

Se produce también una disminución de la inflamación.

Si se administran altas dosis, se iniciará un proceso de regeneración celular que puede durar hasta los 6-8 meses e incluso algunas marcas comerciales aseguran 12 meses de resultados eficaces.

El médico aconsejará otras medidas asociadas a la salud para ciertos pacientes como:

  • Ejercicios para fortalecer las piernas
  • Pérdida de peso
  • Estiramientos
  • Aporte de suplementos por vía oral

≫ Si te GUSTA lo que LEES ⭐, solamente te pedimos que lo COMPARTAS ✅ y así nos ayudas a escribir MÁS ARTÍCULOS con ilusión❤️ Muchísimas gracias!