Sinónimos: Acido Hialuronico


DDD: 3,6 mg parenteral

Clasificación ATC: M09AX 01

INDICACIONES

El ácido hialurónico está indicado para la artrosis: tratamiento sintomático del dolor y de la función articular en la artrosis de rodilla.


ACCIÓN Y MECANISMO

El ácido hialurónico es un importante componente de las matrices extracelulares corporales y tiene presencia en altas concentraciones en el cartílago y el líquido sinovial.

El ácido hialurónico endógeno (propio del organismo) proporciona viscoelasticidad al líquido sinovial, y esto es fundamental para la lubricación y amortiguación de la zona, y sobretodo para que los proteoglicanos del cartílago articular presenten una estructura correcta.


En los casos de artrosis, la cantidad de ácido hialurónico en el líquido sinovial y en el cartílago es insuficiente, o bien, la calidad del mismo presenta alteraciones.

La administración intraarticular del ácido hialurónico mejora la movilidad de las articulaciones con superfície del cartílago degenerativa y aquellas situaciones en la que exista una patología que afecte al líquido sinovial.

artrosis rodilla

Los efectos beneficiosos del ácido hialurónico exógeno (el inyectable sintético) pueden derivarse de sus interacciones con algunos componentes de la cavidad sinovial, como son los:

  • Sinoviocitos: céleulas que actúan como elementos de defensa y de protección articular
  • Condrocitos: células que mantienen la matriz cartilaginosa y son encargadas de la producción de colágeno y proteoglicanos

En ensayos controlados, los ciclos de terapia con AH  (ácido hialurónico) han demostrado mejorar los síntomas de la artrosis durante al menos 6 meses tras finalizar el tratamiento, y en algunos casos la mejoría se ha evidenciado hasta los 12 meses o más.

FARMACOCINÉTICA (vía intraarticular)

  • Distribución:

El AH se distribuye rápidamente por la membrana sinovial. Las concentraciones más altas de ácido hialurónico marcado se han detectado en la cápsula articular y el líquido sinovial. Con menor concentración, y de forma decreciente, en la membrana sinovial, los ligamentos y el músculo adyacente.

  • Metabolismo:

El AH no consigue metabolizarse en el líquido sinovial. En estudios clínicos, el AH se degrada en los tejidos que rodean las articulaciones, aunque la principal vía de metabolización es hepática, excretándose a través del riñón.

  • Eliminación:

La sal sódica del hialurónico que se ha administrado intraarticularmente se elimina del líquido sinovial en un tiempo de 2 a 3 días, según la farmacología experimental.

POSOLOGÍA (artrosis de rodilla)

  • Adultos: Se administra 1 jeringa precargada en la articulación que está afectada, una vez por semana y durante 5 semanas consecutivas. También es posible tratar más de una articulación al mismo tiempo.
  • Niños:  En la actualidad no se disponen de suficientes datos que recomienden su administración en niños.

¿Cómo se administra la jeringa precargada que contiene AH?

Cada jeringa precargada contiene 2 ml de solución para uso inmediato en inyección intraarticular.

El contenido de la jeringa es estéril y se usará inmediatamente una vez abierto su envase. No debe diluirse.

dibujo rodilla cuerpo humano

Antes de administrarlo hay que comprobar que la solución es totalmente transparente y que el producto haya estado sometido a una temperatura de menos de 25ºc, aunque en el momento de su administración debe dejarse que alcance la temperatura ambiente.

  • La persona que lo administre deberá comprobar las condiciones de asepsia del medio.
  • La inyección del producto deberá realizarse justo en el espacio intraarticular de la rodilla afectada, por el punto más fácil de inyección. Éste suele ser una zona lateral o media.
  • En la medida de lo posible, deberá evitarse la inyección intravascular.

Consideraciones antes de inyectar ácido hialurónico (jeringa precargada)

La jeringa precargada solamente requiere la aguja y antes de la administración se eliminarán las burbujas de la jeringa.

Si antes de inyectar, se observa en la zona retenciones de líquido sinovial, entonces previamente se deberá drenar dicho líquido mediante artrocentesis con una aguja de 20G hasta que ya no se obtenga más líquido sinovial.

Se examinará el líquido extraído y se descartará cualquier presencia de origen bacteriano o fúngico que pudiese encontrarse antes de inyectar el tratamiento.

Esta última acción no deberá comprometer la precisión de la posterior inyección intraarticular.

La aguja de la inyección para la artrocentesis, si todo es correcto, puede ser la misma que para el tratamiento.

Cómo inyectar el ácido hialurónico

Para comprobar que la aguja está correctamente acoplada se aspirará una pequeña cantidad de líquido sinovial antes de inyectar este medicamento de forma muy lenta.

Si durante la inyección, el paciente padece mucho dolor, se detendrá la administración.

Cuando se haya inyectado el producto, se extraerá con cuidado la aguja y se recomendará realizar suaves movimientos de flexoextensión pasiva para que el hialurónico se distribuya por el espacio intraarticular.

Las 48 horas posteriores al tratamiento, el paciente deberá permanecer con la rodilla en reposo, evitando cualquier actividad fuerte o ejercicio prolongado. Los siguientes días, podrá volver a ejercitar la rodilla pero de una forma gradual.

Como precaución, el paciente deberá ser cuidadosamente examinado antes de su administración para determinar los posibles signos de inflamación aguda que pueda presentar antes de iniciar la terapia.

CONTRAINDICACIONES

  • Al ser un tratamiento inyectable en articulaciones, se aplican todas las contraindicaciones generales para los inyectables intraarticulares (infección cercana al sitio de la infiltración,histórico con infiltraciones repetidas sin éxito, trastornos severos de coagulación, paciente con hipertensión no controlada, paciente ansioso).
  • Hipersensibilidad al propio principio activo
  • Hipersensibilidad a proteínas procedentes de las aves que se encuentran en el producto

REACCIONES ADVERSAS

Las más frecuentes son las de tipo dermatológico o de tipo alérgico, pero sólo en ocasiones se desarrolla urticaria y prurito.

Si se dan estos casos, entonces debe suspenderse la administración para darle al paciente el tratamiento apropiado.

Con poca frecuencia se observa un dolor de tipo transitorio o un hinchazón tras la administración en la zona de inyección.

Existen notificaciones de:

  • Sensación de calor
  • Pesadez en el lugar deinyección
  • Enrojecimiento
  • Hidropesía

Raramente se ha descrito la aparición de shock.

INTERACCIONES

  • Sales de amonio cuaternario: están contenidas en muchos desinfectantes, y pueden producir la precipitación del ácido hialurónico.

EMBARAZO

Los estudios realizados sobre animales no han mostrado evidencias de efectos teratogénicos o embriotóxicos, aunque no existen estudios controlados en mujeres embarazadas, por lo que deberá ser el médico quién valore la relación beneficio/riesgo.

LACTANCIA

Debe administrarse con precaución a mujeres en período de lactancia, y al igual que el embarazo, valorar la relación riesgo/beneficio de la mujer.